Integrante de
ET su página de Inicio
ET en sus Favoritos
Recomienda ET a un amigo

>> Difusión en Medios: ET <<
Buscar
Coloque la palabra y presione "Enter"
Seleccione su tema de interés
acceso directo
  Inicio · Artículos · Cursos · Consulta Psicológica Foros | Contáctenos Traducir:ET - English        
Menu
icon_home.gif Inicio
petitrond.gif Temas
petitrond.gif Contacto
petitrond.gif Buscar

Menu Categorias
· Todas las Categorías
· Actualidad-Noticias
· Arte-ET
· Editoriales
· Escalas-Test
· Info General
· Info Profesional

Acerca de ET.com
· Qué es ET.com?
· Código Ético
· Servicios en Estrés y Trauma
· Buscador Avanzado

: Estrés y astenia: El cansancio de las en crisis
Prevención-Calidad de vida Click en la imágen para ver todo sobre Prevención-Calidad de vida

“No doy más, no puedo más”, podría ya llamarse un nuevo cuadro clínico, que en realidad es una demanda sintomática constante en la consulta médica en general y psiquiátrica en particular. ¿A qué se refieren? En nuestro medio, pero en realidad en un mundo cada vez más uniforme, conocido o difundido como mundo globalizado, la dificultad para sobrellevar las demandas de la vida cotidiana, parece ser más y más frecuente. En muchos casos la explicación es atribuida a factores externos, como un mundo más complejo y múltiple al cual no logramos una adaptación adecuada. Hace algunos años era frecuente el uso de trastornos adaptativos, para señalar esto, pero el factor que parece estar omnipresente es el famoso estrés.

En el modelo explicativo habitual se interpreta un modelo nacido de la física newtoniana, con el paradigma de acción y reacción, de causa, y efecto y por ende de cantidad, por así plantearlo de esa causa, y la posibilidad de respuesta. Así la cantidad o el monto de las demandas, o las características de las mismas hacen a una persona, más proclive a caer en estrés, fatiga, astenia, depresión, somatización, o las múltiples formas que por épocas y culturalmente hacen referencia a lo mismo: la superación de los mecanismos adaptativos frente a una demanda diferente a la habitual, este planteada esta diferencia en las áreas que sean, intensidad, calidad o características del estímulo etc. Este modelo explicativo, podría conceptualizarse en una metáfora que un médico utilizaba en la televisión recientemente: “… si la mochila está muy pesada, no podemos cargarla, y viene el estrés”. En este caso, se supone la valoración objetiva de la carga y es frecuente en la interpretación popular. Así liberarse, de esa mochila, no hacerse cargo de cosas, o reducir la carga debiera ser la respuesta lógica. ¿Por qué abordamos este planteo, sobre el modelo explicativo? La conceptualización, la imagen o mapa mental que hacemos de un problema que nos aflige o a resolver, y un cuadro clínico es eso, necesita de una idea (concepto) previa, y en función de esta serán las medidas que tomaremos frente a ella. La historia de la medicina gira alrededor de creencias respecto a las enfermedades, sus causas, y al conocimiento disponible en ese momento o por quien elabora la imagen mental, el concepto que será su hipótesis de trabajo. Estos a su llevan a instrumentos de estudio, diagnóstico y ulteriormente a la propuesta de tratamientos que es lo que nos interesa en este artículo. No escapa a esto el amplio espectro de cuadros ligados al estrés, y un buen ejemplo de ello es la evolución en la conceptualización y por ende el tratamiento que han tenido los cuadros relacionados con un evento traumático o disruptivo. En este último terreno tenemos como según el nivel de información y experiencia de quien abordaba el cuadro traumático, hoy más frecuentemente estrés postraumático, existe una diferente respuesta terapéutica que allí es visible claramente como en algunos casos lleva a la peoría clínica del cuadro. No entender a la memoria (de la mente, y del cuerpo) como marco central de la vivencia traumática, lleva a responder al alerta, es decir más a la respuesta de estrés neurovegetativo, y por ende a “calmar” la respuesta. ¿Qué pasa con el estrés, o los estados de alerta que con respuestas adaptativas adecuadas o no, funcionales o no, padece el individuo cotidianamente? Todos sabemos que en realidad hemos dado el nombre de una respuesta defensiva normal a un estado mórbido, así es que tomaremos a estrés como respuesta patológica de estrés. Básicamente en esa función adaptativa existen diversos elementos, algunos efectivamente externos, como puede ser la calidad o características del hecho, y su duración en el tiempo, entre otras. Por parte del individuo, diversos elementos que configura la vulnerabilidad y la resiliencia. Estas dos palabras sugieren el conjunto de elementos cognitivos, emocionales, y físicos (agreguemos dentro de los anteriores a los hereditarios claro) del individuo que le permitirán manejar esa situación de diferente manera y con diferentes resultados. En forma general la vulnerabilidad es el grado en el que el individuo puede padecer de una respuesta de descompensación funcional, y la resiliencia de manera opuesta las fuerzas que operan para recuperarse, para resistir y volver a un estadio funcional positivo. Estas capacidades son tanto emotivas, como cognitivas, y físicas. La capacidad resiliente es la probabilidad de volver decíamos a un estadio previo o inclusive mejor que en la etapa previa al estímulo estresor. La sintomatología o inclusive las respuestas defensivas se manifestaran en esas tres áreas y por eso es clásico el conocimiento de consecuencias físicas, en general determinadas por el estado de alerta, por ejemplo cefaleas, insomnio, dolores erráticos, astenia, o cognitivos, como dificultades de concentración de memoria, o emocionales, como pérdida de motivación, desgano etc. Los síntomas más habituales, son en general poco específicos, lo que sumado al hecho de ser a mínima en muchos, los convierte en más peligrosos, como un germen, que uno no pudiera ver, pero actúa sin descanso. Se trata de cansancio, desgano, alteraciones del sueño, algunas alteraciones de tipo psicosomático, como cefaleas, mareos, dificultades digestivas, cierta intolerancia anímica, agresividad, o tendencia a pequeños “bajones” y en general muchos elementos de los que acompañan al estrés crónico. El estrés es por definición un mecanismo adaptativo, que con el uso corriente ha adquirido mala reputación, pero en definitiva, es la suma de mecanismos que pone el cuerpo a nuestro alcance para poder afrontar un problema. Evidentemente si debo huir de un peligro, mi presión sanguínea y pulsaciones deben aumentar para proveer de más caudal sanguíneo a los músculos…el inconveniente es si no uso ese caudal de energía, sino lo descargó en la acción. Clásicamente se hablaba de una triple respuesta en el estrés de escape, lucha…o parálisis. Todas debían ser breves para la solución del problema inmediato, y esa activación ser seguida luego de alguna de ellas por la calma. Este fenómeno de calma vuelve a permitir la recuperación de recursos, biológico-químicos, que se “gastaron” en ese esfuerzo. En los fenómenos de conmoción sean sociales o personales, crónicos, este sistema de alerta es constante y el consumo de las reservas es la primera característica. Se produce tanto física como psicológicamente un fenómeno de usura, de desgaste, que se vuelve luego evidente en el individuo, en su cuerpo en su mente, en sus capacidades, y en sus relaciones. Con el tiempo comprueba que “cada vez tengo menos fuerzas” (o ganas) o “cada vez aguanto menos”, con lo cual realimenta cognitivamente, es decir comprueba que no tiene fuerzas, y se establece esto como creencia, que en círculo vicioso realimenta la misma. Efectivamente uno de los elementos casi omnipresente es la astenia mental y física. A no olvidar aquí que los términos neurastenia y psicastenia, son parte de la historia de la psiquiatría. Aquí volvemos sobre el paradigma de las interpretaciones o los modelos frente a un problema. En el estrés es básicamente la interpretación de ese “reto”, lo que lo transforma en estresante, lo que altera o adapta positivamente los mecanismos defensivos. Un ejemplo simple es magnificar o dramatizar una situación, y por ende no es la situación en si, sino lo construcción cognitiva o el mapa cognitivo que realizo de la misma. En este contexto los elementos que componen el cuadro tienden a sostenerlo o a superarlo y por ende no existe “una” solución al estrés o “un” cuadro por estrés sino varios. En el caso que nos interesa, la astenia, uno de los componentes como decíamos muy habitual en el cuadro, puede en caso de no ser superada, mantener el mismo. En términos cognitivo-comportamentales, reforzar la cognición asociada a ella, desaparece supuestamente el estímulo, pero al mantenerse uno de los aspectos, en este caso lo astenia, mantengo el circuito disfuncional. En la clínica diaria es lo que vemos todos con le paciente que mantiene un estado de desgaste, de cansancio, o como lo exprese, y a recurrido a vitaminas, y a diversos elementos sin solución adecuada. No ahondaremos aquí sobre la racionalidad o no del uso de vitaminas en la astenia, pero en muchos casos es medidas frustras que mantienen el cuadro, explican el estado crónico de astenia, y estrés en la medida que un elemento central perpetua el cuadro. En este contexto se ha extendido el uso de programas en cuadros de astenia cognitivo-comport5amnetales, que incluyen la actividad física y mental como elemento central ( es decir una intervención paradojal frente a la astenia) y el uso durante esos programas de tratamiento de medicamentos de acción más específica. En este sentido un análisis clínico para descartar cualquier anomalía clínica es de rigor. En el caso que existan cuadros psicopatológicos sobre agregados en muchos casos la medicación puede ser de gran ayuda y es de indicación absoluta. Los antidepresivos, especialmente de nueva generación, citalopram, paroxetina, sertralina, fluoxetina y otros, son útiles en muchos casos por períodos breves. Descartada la existencia de un cuadro depresivo, no es de sugerencia el uso de antidepresivos solo por los síntomas. Los ansiolíticos de uso muy extendido (clonazepam, alprazolam, bromazepam etc.) tienen su utilidad en disminuir el estado de alerta, pero al mismo tiempo esto puede disminuir las capacidades de respuesta necesaria, las cognitivas en particular, y en algunos casos profundizar el estado de cansancio. Existen varias otros compuestos que tiene una función o estimulante o reconstituyente que son un buen coadyuvante, compuestos de venta directa con agregados de cafeína, aminoácidos, o vitaminas (B12, antioxidantes, compuestos etc.,) en diferentes combinaciones cuanticualitativas etc. En cuanto a moléculas de síntesis, entre aquellos con más evidencia científica tenemos productos como la sulbutiamina, que ha demostrado un efecto clínico en varias áreas. (Sexualidad, deportes, fatiga crónica etc.) En resumen, el estrés no es un cuadro simple, y menor, sino una problemática cada vez más extendida. La extensión de la misma se va agravada por el abordaje parcial, o por desconocimiento de sus mecanismos. El mantenimiento de uno de los elementos cardinales, por ejemplo la astenia, puede explicar la rebeldía del cuadro y perpetuarlo, con las conocidas complicaciones de estrés crónico. Una praxis adecuada está dada por la semiología completa del cuadro y el abordaje de sus diferentes elementos, Existen frente a estos algunos que resultan instalados en la formulación teórica del cuadro, pero son opuestos al estado actual de conocimientos del mismo. El abordaje por medios farmacológicos y cognitivo-comportamentales de la astenia, limita la duración y probabilidad de recaídas en otros cuadros por estrés.

Si Usted desea más información sobre este tema le sugerimos:

Para realizar una consulta sobre el tema:







Sin Comentarios
No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor
Temas Asociados

Clínica y Tratamiento

 
Enlaces Relacionados
 Más Acerca de Prevención-Calidad de vida
 Noticias de psygnos


Noticia más leída sobre Prevención-Calidad de vida:
Estrés y astenia: El cansancio de las en crisis


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.7
votos: 10


Por favor quédate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo



Opciones

 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo



    Qué es ET.com | Código de Ética    
Admin

El objetivo del portal es de información y prevención en salud y especialmente en salud mental y disciplinas relacionadas. La información que contiene ConsultaPsi-ConsultaPsiquiatrica es comprobada científicamente y sólo es para propósitos educacionales e informativos. No substituye al consejo profesional. Si usted tiene o sospecha que puede tener algún problema de salud, consulte a su médico o especialista.
Copyright 2006-2008. Los nombres son registrados y el material puede ser reproducido solo con permiso de los autores. Toda otra situación se ajusta a los términos legales y de uso.